MÉTODO PILATES

¿Qué es el Método Pilates?

El Método Pilates es un potente método de ejercicio físico, mental y energético que requiere de una práctica muy precisa. No es solamente repetir unos ejercicios, lo importante es la exigencia de hacer bien cada gesto; cuanto más preciso mejor.
Se trata de hacerlo con lo que Joseph Pilates definió como los “Principios”: Precisión, Fluidez, Control, Respiración, Concentración y Movimiento desde el Centro.
En nuestro centro tenemos una frase para todas personas que trabajan con nosotros:

“La persona no se tiene que adaptar al método Pilates sino que el método Pilates se tiene que adaptar a la persona”

Su significado conlleva la individualidad intransferible que tiene cada ser humano, con sus aspectos físicos, emocionales y bioquímicos propios é inherentes que es lo que marca la diferencia entre hacer un Pilates con rigor y profesionalidad o en hacer un Pilates hueco.

Los investigadores del método han conseguido analizar todos los ejercicios Pilates realizados con los “Principios” y han llegado a la conclusión de que hay elementos comunes en ellos, como la activación del “Centro o Power House” (faja abdominal inferior), el alargamiento de la columna previo al movimiento, el diferente uso de la respiración según el objetivo a cumplir, el exacto equilibrio entre tensión muscular de unos y relajación de otros músculos, la interacción del movimiento en una zona con movimiento en otra, la importancia de articular bien cada segmento de la columna, y el correcto alineamiento de las articulaciones que soportan peso.

¿Cuántos ejercicios de Pilates hay?

Los ejercicios Pilates originales son 34-37 en el Suelo y varios cientos en las máquinas diseñadas por él. Solamente en la Wunda Chair tiene 47 ejercicios documentados con fotografías, otros 47 en Reformer con innumerables variantes y niveles, más de 40 en Cadillac (con muchísimas variaciones), 16 en Barril y 20 en el Spine Corrector (versión del Barril en pequeño), 8 en el Pedi-Pole, más las varias docenas de ejercicios en cada uno de los pequeños equipos auxiliares como Balones, Aros Flexibles, Gomas, Rodillos de espuma…etc que han desarrollado con gran éxito sus sucesores.

En total un mínimo de más de 200 ejercicios “concepto”, cada uno de los cuales puede modificarse y dar lugar a toda una serie de ejercicios basados en ese mismo “concepto”.

No entra en este cómputo las infinitas posibilidades de los pequeños auxiliares. Además, existen niveles de dificultad en cada ejercicio que hacen multiplicar por “n” las adaptaciones que podemos poner en práctica.
Así pues, todo un enorme catálogo de movimientos posibles que convierten a esta disciplina un arma muy potente para garantizar y optimizar nuestra estado físico y prevenirnos de futuras lesiones.